Un mundo en donde la maternidad

y la infancia se viven en condiciones de bienestar físico mental, superando las desigualdades sociales, económicas, culturales, religiosas y lugar de origen.